¿Qué es el colesterol y cómo reducirlo?

Según la Organización Mundial de la Salud, el colesterol alto causa un tercio de todas las enfermedades cardiovasculares.

 

Qué es el colesterol: el colesterol es una sustancia grasa producida por el hígado, que es crucial para el funcionamiento normal del cuerpo. Está presente en la capa exterior de todas las células del cuerpo humano y tiene muchas funciones. A menudo, es asociado con efectos negativos para nuestra salud. Sin embargo, es muy necesario para el cuerpo. Por ejemplo: parte del colesterol presente en la piel contribuye a aumentar los niveles de Vitamina D de nuestro organismo, con la ayuda de la luz solar. Igualmente, el colesterol construye y mantiene las membranas celulares y es importante para el metabolismo de vitaminas liposolubles tales como: A, D, E y K1.

 

Existen dos tipos de colesterol: el HDL, conocido como “bueno”, que expulsa el colesterol sobrante del cuerpo, y el LDL, llamado “colesterol malo” que, en niveles elevados, tiene la capacidad de obstruir las arterias. Para que el corazón se encuentre sano, se debe mantener el colesterol LDL en el nivel adecuado.

 

Causas del colesterol alto: comer demasiadas grasas saturadas es una de las causas principales, pero existen otros factores que pueden afectar los niveles de colesterol en sangre. Estos pueden dividirse en tres categorías2:

 

Causas asociadas al estilo de vida:

 

Nutrición: las comidas con alto contenido de grasas saturadas tienen un impacto grande en los niveles de colesterol.

 

Sedentarismo: la falta de ejercicio es un factor de riesgo importante.

 

Obesidad: las personas que presentan sobrepeso son más propensas a padecer mayores niveles de colesterol LDL.

 

Fumar: afecta significativamente los niveles del colesterol LDL.

 

Consumo de alcohol: afecta negativamente los niveles del colesterol LDL.

 

Enfermedades con tratamiento:

 

  • Diabetes.
  • Presión sanguínea elevada.
  • Enfermedades del hígado y el riñón.

Factores de riesgo sin tratamiento:

Herencia Genética: las personas con familiares cercanos que han tenido una enfermedad coronaria o una embolia/apoplejía tienen un riesgo mayor de padecer niveles altos de colesterol.

 

Género: los hombres tienen un riesgo mayor de padecer colesterol alto en relación a las mujeres.

 

Edad: con el envejecimiento aumenta el riesgo del estrechamiento en las arterias, producto de la acumulación del colesterol LDL.

 

Menopausia: las mujeres con menopausia temprana son más susceptibles a padecer altos niveles de colesterol, comparadas con otras a las que les llegue más tarde.

 

Etnia: las personas de países tales como: Pakistán, India, Blangladesh, Sri Lanka y otros países del Sur de Asia, son más susceptibles a tener niveles altos de colesterol.

 

1y 2Fuente: www.medicalnewstoday.com/articles/9152.php 

 

Reducir el colesterol:

 

Existe una clara relación entre los altos niveles de colesterol en sangre y el riesgo de padecer enfermedades coronarias2.

 

Pautas para mantener un nivel de colesterol saludable:

 

El primer paso es estar al tanto de los niveles del colesterol HDL y LDL. Para ello, se recomienda acudir periódicamente a su revisión médica. Como se ha mencionado anteriormente, es importante mantener el primero alto y el segundo bajo. Simples cambios en la dieta y el estilo de vida pueden ayudar a controlar el exceso de colesterol en sangre.

 

Recomendaciones para reducir el colesterol:

 

  

  1. Realizar ejercicio físico: caminar, ir en bicicleta, nadar, practicar cualquier otro deporte,  bailar; incluso el trabajo doméstico cuenta. Simplemente es cuestión de comenzar despacio e ir incrementando la actividad física.
  2. Reducir el stress: intentar dormir lo suficiente y reservarse aproximadamente 10 minutos para sentarse y descansar cada día. El fumar y beber intensamente podría parecer relajante, pero es dañino para el corazón, así como para el resto del cuerpo.
  3. Reemplazar las grasas saturadas por insaturadas: cambiar las grasas saturadas (grasas de origen animal y lácteos, por ejemplo: carne, leche, queso y yogur) por comidas que contengan grasas insaturadas (aceite de oliva, aguacate, pescado azul (bonito, atún, salmón), algunos frutos secos (nuez, almendra, avellana). 
  4. Ingerir comida variada: incluir cereales integrales, fruta, vegetales y legumbres. La variedad es la clave para una dieta saludable.
  5. Incluir el consumo de Liv en la dieta diaria.

     

    El betaglucano es una fibra que se encuentra principalmente en la avena. Es un ingrediente natural sin contraindicaciones ni limitaciones de consumo para cualquier persona sin restricciones especiales en su dieta. 

    

Contador de visitas

Sigue Liv en las redes sociales

COMUNÍCATE CON

NOSOTROS

 

Facebook: https://www.facebook.com/PanLiv